top of page

Bienestar emocional » Agresividad sana

Tu madre te ha mentido siempre: ser buena no es bueno 

A ti como a muchas de nosotras nos dijeron que si somos “buenas”, todos nos van a querer. Con el paso de los años entendemos que la vida no funciona así y que necesitamos aprender a poner límites

Psicóloga Katya Yovich nos cuenta por qué es importante conectar con la agresividad.

¿Por qué decidiste enfocarte en la agresividad bloqueada?

A muchas mujeres directa- o indirectamente se nos enseña que la agresividad (por más sana que fuera) es poco femenina, poco atractiva y además que es un pecado. 

 

Tras 7 años de trabajo con mujeres de diferentes países y culturas, veo que muy pocas tienen una buena relación con su agresividad. La agresividad bloqueada muchas veces es la razón principal de porque algunas mujeres no pueden superar a sus ex, viven culpándose todo el tiempo, se mantienen en relaciones destructivas. Y no solo eso, sino también se quedan solas cuando necesitan apoyo, son buenas con todos excepto con ellas mismas, no saben qué es lo que quieren.

 

Entrar en contacto con la agresividad y aprender a usarla no es una solución para cualquier problema, pero realmente ayuda a mejorar la calidad de nuestras relaciones, sentirnos menos ansiosas y disfrutar más la vida. 

¿Cómo funciona eso de conectar con la agresividad? No hace falta pegar a la gente, ¿verdad?

La ira y la agresividad normalmente se asocian con destrucción y violencia. En realidad el enojo es solo una emoción que nos comunica que nuestras fronteras han sido violadas o que alguna necesidad no se satisface. La agresividad es lo que hacemos para defendernos o conseguir lo que necesitamos. Las acciones no necesariamente tienen que ser destructivas.

 

Podemos escoger la manera de ser agresivas. Y eso es muy importante. No tenemos que convertirnos en Tony Robbins o cualquier otro referente de la agresividad para aprender a poner límites o satisfacer nuestras necesidades.

 

La clave está en encontrar nuestras propias formas de ser sanamente agresivas que sean afines con nuestra personalidad. Usar estrategias que no se alinean con tu personalidad, tus traumas, tus experiencias solo va a llevar a culpa, frustración o hasta retraumatización. 

¿Y cómo podemos encontrar nuestra propia manera de ser agresivas?

Para poder elegir cómo actuar, primero necesitamos

✅ trabajar con los miedos de ser rechazadas, abandonadas o violentadas

✅ dejar de ser agresivas con nosotras mismas y aprender a lidiar con la culpa y vergüenza 

✅ tenemos que volver a conectar con nuestras emociones y necesidades.

 

Es todo un proceso que mejora la calidad de la vida en general. 

 

Para ello he creado una  metodología que he enmarcado en un programa de 6 semanas llamado “Agresividad sana”. Contiene herramientas que ayudan a superar todos estos obstáculos precisamente.

¿Qué diferencia tu metodología de otros procesos de coaching?

No soy una coach, soy psicóloga profesional. Los psicólogos tenemos conocimientos más amplios y más profundos sobre el funcionamiento de la psique humana, traumas, bloqueos. Son años y años de formación, terapia propia y supervisión. A pesar de que la psicología no es una ciencia exacta, sigue siendo una disciplina científica con eficacia demostrada. 

 

Mi metodología se basa en investigaciones científicas y conocimientos de cómo funcionan las personalidades que tienden a bloquear su agresividad. Mi experiencia personal y profesional de trabajo con la agresividad bloqueada me ayudaron a identificar los métodos más eficaces para integrar la parte agresiva que muchas mujeres rechazamos.

No quiero sonar grosera, pero ¿por qué deberíamos confiar en ti y en tu metodología? 

En realidad es una pregunta muy válida tomando en cuenta la cantidad de contenido no profesional que vemos en Internet.

 

Bueno, si hablamos de las bases académicas, tengo el grado de Magister en psicoanálisis y terapia psicológica de la Universidad de Psicoanálisis de San Petersburgo. 

 

Dediqué dos años a la investigación científica de la vergüenza. Soy una de las desarrolladoras de la  terapia con telas, una rama innovadora de arte terapia. 

 

Tengo especialización en psicoterapia y diagnóstico clínico. Estudié diferentes tipos de arte terapia, terapia Gestalt, terapia focalizada en emoción. Esos son los estudios más significativos para no hacer la lista muy larga.

 

Pero al decir la verdad, la formación académica no es una garantía de nada. Es importante, pero no es lo todo. 

 

Lamentablemente entre los psicólogos hay muchos profesionales con personalidades narcisistas que pueden tener cualquier cantidad de títulos y trofeos, pero en el trabajo van a velar por sus intereses (ganar la mayor cantidad de dinero, por ejemplo) y no por los intereses de las personas que confiaron en él o ella. 

 

Por eso yo siempre recomiendo a las personas no solo revisar los títulos, sino también fijarse en la personalidad del psicólogo y su contenido en redes. Si sus valores, su manera de abordar las cosas, su enfoque resuenan contigo, es una buena señal. 

 

Sé que muchas personas deciden trabajar conmigo en su agresividad precisamente por mi tipo de personalidad.  

 

Siendo víctima de abusos, violencia y bullying, entiendo muy bien lo difícil que puede ser poner un límite, lidiar con la sensación muy profunda de que algo está mal contigo, tener el miedo latente de ser rechazada o atacada si es que no haces lo que esperan de ti, quedarte sola en momentos complicados para no ser una carga, culparte constantemente, tener miedo a los riesgos y cambios.  

 

He vivido en carne propia el proceso de sanación y por lo tanto sé que los consejos en plan “tienes que valorarte” o “tienes que expresar lo que no te gusta” no ayudan y solo  provocan más culpa y más inseguridades. 

 

Necesitamos tener en cuenta nuestro tipo de personalidad para no retraumarnos en el proceso. 

¿Qué cambios podemos esperar si conectamos con la agresividad?

El cambio más significante y más profundo que obtienen las mujeres que conectan con su agresividad y aprenden a usarla es volverse más seguras de si mismas. 

 

Es lógico: la agresividad sana nos ayuda a perder el miedo ante el rechazo y abandono. 

 

Nos permite sentirnos más capaces de lograr nuestros objetivos y defender nuestros intereses.  

 

Estas experiencias inevitablemente nos hacen sentir

✅ más a salvo porque sabemos que podemos defendernos

✅ sentirnos más capaces de lograr lo que queremos

✅ sentirnos más respaldadas y más valiosas porque aprendemos a pedir y recibir ayuda.

 

Tener esta seguridad interna de que vas a poder sobrellevar los desafíos de la vida, no tiene precio. 

Referencias
referencia

- María -

referencias

- Luisa -

referencias

- Diana -

- Jessie -

Cuéntanos y ¿qué garantías tiene tu metodología?

Lo cierto es que todas aquellas mujeres que  están dispuestas a los cambios y  el paso a paso de las herramientas de mi metodología, logran mejorar significativamente su relación con ellas mismas, empiezan a sentirse más capaces de defender sus intereses y hacer lo que durante muchos años no se permitían

 

Por eso en mi programa “Agresividad Sana” ofrecemos 7 días de garantía de recompra. 

 

Eso quiere decir que si durante la primera semana te das cuenta que no vas a poder sacarle provecho al programa, nosotros te re-compramos tu plaza para poder dársela a otra persona. De esta forma nos aseguramos que más mujeres puedan aprovechar el programa para sanar su parte agresiva y perder el miedo a vivir y disfrutar.  

Cronograma.png

¿Cómo podemos obtener este cambio?

Accediendo al programa. He creado “Agresividad sana” porque no puedo dar terapia a todas las mujeres que me contactan. Durante los últimos años he acumulado muchos conocimientos teóricos y mucha experiencia práctica que es de mucha utilidad.

 

El programa dura 6 semanas. Cada semana está dedicada a un tema específico y el paso a paso de cómo trabajar los miedos y bloqueos relacionados con el tema. Viendo los videos y haciendo los ejercicios, las participantes trabajan a profundidad diferentes aspectos de su agresividad. 

¿Va a ver soporte?

Tenemos un grupo cerrado en Telegram donde las participantes pueden compartir sus experiencias, ideas, avances con las compañeras y también dejar sus preguntas. Una vez por semana grabo un video contestando las preguntas que surgieron durante estos 7 días. Así cada una puede ir a su ritmo, pero también resolver sus dudas y obtener el apoyo del grupo. 

Suena muy bien, ¿debe de ser caro? 

Barato y caro es relativo, es cuestión de prioridades. Algunos prefieren gastar dinero en ropa, salidas y compras impulsivas. Otros prefieren invertirlo en su salud mental, paz interior, educación y otros proyectos que realmente mejoran la calidad de vida. La decisión es de cada uno. 

Tienes razón, Katya. Entonces, ¿cuál es el precio?

Depende.

¿De qué depende? 

Del momento en el que te inscribes al programa. Hoy el precio hoy es 297$, pero mañana no sabría decirlo. Seguirá siendo barato para los resultados que puedes obtener, pero subirá. 

¿Dónde puedo inscribirme?

¿Algo para terminar?

Sí, ahora me gustaría ser yo quien hace las preguntas.

 

¿Hasta cuándo vas a seguir teniendo miedo de ser rechazada, abandonada o agredida? ¿Hasta cuándo vas a quedarte sola en los momentos difíciles? ¿Hasta cuándo vas a sentirte culpable por poner límites o querer algo diferente? ¿Cuánto tiempo crees que falta hasta que llegues a la situación límite en la que ya no vas a poder ignorar más tus necesidades?

 

Si aún no tienes respuestas a estas preguntas, no esperes a tenerlas para acceder al programa. El tiempo es el único recurso no renovable. 

Katya Yovich

Katya Yovich

www.yovich.org
© Katya Yovich

bottom of page