De padres a hijos

August 8, 2018

No pensaba compartirlo hoy, pero el tema salió y creo que puede ser interesante para alguien. El otro día hablamos con un amigo de que la mayoría de la gente no convive con su pareja - pareja sino con la madre o el padre de la pareja. Lo que pasa es que todos copiamos los patrones de comportamiento de nuestras mamás si somos mujeres y de nuestros padres si somos hombres (si no los hemos tenido, de los que les substituían). Creciendo algunos (realmente muy pocos) elaboran su propia manera de actuar, pero la mayoría sigue reaccionando y creyendo en cosas que alguna vez consciente o inconscientemente nos enseñaron nuestros padres. Podemos rechazar su forma de ser o de actuar, pero si las creencias y patrones no han sido concientizados igual se manifiestan en nuestro comportamiento de una u otra manera.
Ejemplo: una cliente creció con la idea de que la mujer tiene que ser sumisa (su mamá se lo repitió un montón de veces). Hoy por hoy mi cliente es una mujer totalmente independiente que no acepta ningún tipo de machismo, pero.... le atraen solo los hombres poderosos (literalmente. Los que tienen poder en sus manos y con un carácter fuerte). Con esos hombres (normalmente ocupados) puede realizar el patrón de la mamá: ser sumisa (agradar a mamá), pero conservando la imagen de que es una mujer independiente (agradar a si misma).

Otro ejemplo: la mamá de mi cliente dejaba de hablar con su esposo para demostrarle su enojo. ¿Qué hace mi cliente en las peleas con su esposo? No, no le quita la palabra, pero se va, huye de la pelea ya que no sabe otra manera de resolver los conflictos.
En realidad es normal. Nuestros padres en su tiempo eran nuestro mundo y no sabíamos que había muchas más opciones de reacciones. Pero ya no somos niños y es hora de crear nuestras propias creencias y formas de actuar. Para empezar tenemos que analizar las reacciones automáticas de nuestros padres y buscar cómo esas reacciones se manifiestan en nuestras vidas. El paso número dos es dudar en que esa reacción es funcional y si no lo es, formar una reacción nueva. Por ejemplo, la chica del segundo ejemplo podría quedarse para hablar de lo que le ofende o de lo que le gustaría recibir de la pareja. La chica del primer ejemplo, al ver el patrón de sus relaciones, podría empezar a analizar sus momentos de sumisión, corregirlos y, por fin, dar oportunidades a otro tipo de hombres.


No, no es fácil. Es un trabajo profundo y demorado, pero gratificante. ¿Tal vez si dejamos de obligar a nuestras parejas a vivir con nuestros padres, ellos también dejen de sustituir su personalidad por la de los suyos?

Compartir en Facebook
Please reload

Entradas destacadas
Entradas recientes

July 19, 2019

June 4, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • Google+ Basic Square

© 2017 Katya Yovich

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon