Tu lado femenino o masculino. ¿Qué domina tú cerebro?

January 22, 2018

Buscamos las relaciones de pareja para complementar nuestra parte masculina (o femenina en caso de hombres). Los autores del artículo del que hablo afirman que si una mujer (un hombre) tiene su lado masculino (femenino) demasiado fuerte, se le hace complicado encontrar pareja de sexo opuesto ya que el otro ya no tiene nada nuevo que aportarle. Así explican la cantidad de parejas gays y solteros que quieren formar familias, pero no pueden.

No sé hasta que punto sea cierta esa teoría, pero en base a lo leído me puse a pensar en que la gente hoy por hoy suele desarrollar sus lados débiles en vez de fortalecer los fuertes: las mujeres nos volvemos rígidas y poco emociones; los hombres... se pintan las uñas y usan ropa afeminada. No quiero decir que esté mal que los estereotipos culturales cambien, pero en nuestra época “UNISEX” cuando las diferencias entre los géneros se borran, es muy fácil olvidar que a nivel biológico somos distintos.

Reflexionando sobre el tema de diferencias físico-emocionales recordé el comentario de un amigo que me pareció muy bonito. Me dijo que su mujer no le aportaba mucho a nivel intelectual (bueno, no sé si Einstein le podría aportar algo, la verdad), pero que ella tenía tanta inteligencia emocional que él necesitaría unas 100 vidas más para llegar a su nivel. “Formamos una simbiosis perfecta”. 

Es cierto ... el cerebro emocional de una mujer es 6 veces más poderoso que de un hombre, es decir todo lo que sentimos, lo sentimos 6 veces más profundo e intenso que ellos. Por naturaleza tenemos la inteligencia emocional más desarrollada, pero hoy por hoy damos tanta importancia a los conocimientos “técnicos” que se nos olvida lo que realmente nos diferencia de los hombres. No es que la cultura general y los conocimientos determinados no sean importantes e útiles para nosotras, pero no tanto como muchas pensamos. Es que cuando empezamos a utilizar el hemisferio izquierdo (lógico) mucho más que el derecho (creativo), nos desequilibramos totalmente: perdemos las ganas de hacer cosas nuevas, explorar, dejamos de disfrutar lo cotidiano, el deseo sexual se desaparece. Obviamente todas nuestras actitudes son producto de la vida moderna y experiencias personales, pero estoy segura que si nos tomamos un poco de tiempo, apagamos el piloto automático y tomamos consciencia de nuestra forma de vivir, podemos empezar a usar nuestras particularidades biológicas para lograr cosas con más facilidad y hacer nuestras vidas más fáciles y armoniosas.


Próximamente taller GRATUITO  “Tu lado femenino o masculino. ¿Qué domina tú cerebro?” 

Ilustración: Igor Morski

Compartir en Facebook
Please reload

Entradas destacadas
Entradas recientes

July 19, 2019

June 4, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • Google+ Basic Square

© 2017 Katya Yovich

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon